El desodorante es uno de estos productos imprescindibles para la higiene personal.

Algunos de los tóxicos encontrados en los desodorantes como el aluminio o el Triclosán son contaminantes hormonales, sustancias relacionadas con el cáncer de mama, la reducción de la calidad de esperma o la pubertad precoz en niñas. Además, un alto contenido de aluminio en el cuerpo, puede suponer un riesgo de daños en el sistema nervioso.

Recomendamos seguir el Principio de Precaución y evitar la exposición al aluminio en cosméticos.

Como alternativa se encuentran los desodorantes de origen natural, y entre ellos, el mineral de alumbre, que se presenta en la naturaleza en forma de sal cristalizada. La piedra de alumbre o mineral de alumbre se ha usado desde la antigüedad, aunque cayó en desuso debido a la industria química.

Esta piedra desodorante ya era conocida por los romanos por sus cualidades cicatrizantes y bactericidas. Hoy en día, se ha retomado su uso, ya sea en su estado natural o incorporada a desodorantes, puesto que no contiene alcohol, no tiene perfume, no lleva ninguna sustancia química tóxica y además no irrita la piel, no mancha la ropa, no es pegajosa y tiene un efecto duradero a lo largo del día.

La forma de aplicarlo es muy sencilla, hay que humedecer con agua la barra, y frotarla por la axila… y lo mejor de todo es su duración, meses y meses… En EBOKE The Beauty Shop, los puedes encontrar en dos formados, en barra y en spray.

Por una vida más saludable, comienza a restar tóxicos…

www.eboke.es